noviembre 1, 2019
25199 han rezado

Recemos para que en el Cercano Oriente, donde los diferentes componentes religiosos comparten el mismo espacio de vida, nazca un espíritu de diálogo, de encuentro y de reconciliación.

Oración

Señor Jesús,
has venido hasta nosotros y has elegido una tierra concreta,
donde has mostrado a todos quién eres,
revelando el amor del Padre por todos sus hijos.
Te pedimos por todos los que
viven el drama de la guerra, de la división y de la persecución
y son discriminados a causa de su fe
en la Tierra Prometida y en los países donde tus Apóstoles
anunciaron por primera vez el Evangelio.
Que tu Espíritu toque el corazón
de los que son capaces de tomar las grandes decisiones,
para que avancen por el camino del diálogo y de la paz.
Padre Nuestro…

 

Oración de Ofrecimiento

 

Padre Bueno, sé que estás conmigo.
Aquí estoy en este nuevo día.
Pon una vez más mi corazón
junto al Corazón de tu Hijo Jesús,
que se entrega por mí y que viene a mí en la Eucaristía.
Que tu Espíritu Santo
me haga su amigo y apóstol, disponible a su misión.
Pongo en tus manos
mis alegrías y esperanzas,
mis trabajos y sufrimientos,
todo lo que soy y tengo,
en comunión con mis hermanos y hermanas de esta red mundial de oración.
Con María te ofrezco mi jornada por la misión de la Iglesia
y por las intenciones de Oración del Papa para este mes. Amén.

Propuestas para el mes

Si vives fuera de Cercano Oriente:

  • Interiorízate sobre la situación política y social del Cercano Oriente y difunde los esfuerzos e iniciativas que se han hecho para la promoción de la reconciliación y la paz.
  • Colabora, en la medida de lo posible, con instituciones que apoyan a víctimas de la guerra y la persecución o discriminación religiosa en estos países.
  • En tu propia comunidad, promueve un momento de oración e información sobre la riqueza espiritual de las tradiciones religiosas del Cercano Oriente, para crecer en la conciencia de la fraternidad que nos une.

Si vives en el Cercano Oriente:

  • Busca participar en iniciativas de diálogo y cooperación entre las diferentes religiones y confesiones cristianas para construir la paz.
  • Crea buenos lazos con personas de otras religiones, basadas en el respeto, el perdón, la acogida y el reparto de las riquezas espirituales y culturales de sus tradiciones.
  • Ayuda, en la forma que sea posible, a las víctimas de la violencia, la guerra y la discriminación por su fe.
adminnewnoviembre 2019