Reza cada día

Nos llama sus amigos

  • Yo te llamé por tu nombre, tú eres mío. Eres de gran precio a mis ojos, eres valioso y yo te amo. (Isaías 43, 1 y 4)
  • Después Jesús subió a un cerro, y llamó a los que Él quiso. Una vez reunidos, eligió de entre ellos a doce, para que lo acompañaran y para mandarlos a anunciar el mensaje. A estos les dio el nombre de apóstoles… (Marcos 3,13-14)
  • Ya no los llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo. Los llamo mis amigos, porque les he dado a conocer todo lo que mi Padre me ha dicho. (Juan 15,15)
  • Al volverse, Pedro vio que los seguía el discípulo a quien Jesús amaba, el mismo que en la cena se había reclinado sobre el pecho de Jesús (Juan 21,20).
  • Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo. (Mateo 28,20)
  • Jesús puede salvar completamente a los que se acercan a Dios por medio de Él, pues vive para siempre para interceder en nuestro favor. (Hebreos 7,25)
  • Quien quisiere venir conmigo, ha de ser contento de comer como yo, y así de beber y vestir, etc.; asimismo ha de trabajar conmigo en el día y vigilar en la noche (Ejercicios Espirituales de San Ignacio, 93)

Jesucristo nos llama sus amigos y nos invita a una alianza de amor personal, íntima y afectiva con Él. Está siempre vivo para interceder por nosotros, activamente empeñado en atraernos hacia Él, pues somos preciosos ante sus ojos. La amistad con Él nos lleva a mirar el mundo con sus ojos, a sufrir con sus sufrimientos y alegrarnos con sus alegrías, a ofrecer nuestras personas para trabajar con Él a favor de nuestros hermanos y hermanas. Está con nosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

adminnewNos llama sus amigos