Es%205%20january

En el principio el Amor…, y antes o después, ¿qué?

En el principio el Amor. ¿Y si trato de mirar el “principio” desde atrás, desde el instante anterior a que fuera “el principio”? ¿Qué encontraría justo antes del instante cero, cuando todavía ni el tiempo era una dimensión? sólo Dios, simplemente porque antes del principio era la nada. Y por qué entonces, justo después, todo. ¿Qué hay en ese principio, en ese comienzo, que convirtió la nada en todo?

Hay una decisión. Un acto voluntario…, elegido…, querido…, de un Ser capaz de convertir la nada, en todo, Dios. Y sólo porque así lo quiso. El acto por el que la nada, se convierte en todo, es un acto de Amor, porque es un acto de entrega, en el que Dios, se da para que otros también existan y participemos de Él.

Dios, en su Amor, o el Amor en Dios, nos creó a su imagen, es decir, con la capacidad de elegir amar y así ser partícipes con Él de cuidar la creación; o bien elegir no amar.

En el principio Dios amó, y desde ese instante, toda la creación es una invitación divina, a amar, a elegir amar, a elegir el amor, a elegirlo a Él, a elegir crear nuevas realidades, nuevas oportunidades, nuevas relaciones. Elegir amar es dar una nueva oportunidad a quien yerra; es mirar como semejante al otro; es escuchar lo que me dice, sin masticar mientras tanto mi respuesta; es comprender que el otro tiene sentimientos que no conozco; es no juzgar, sino buscar comprender las conductas que me incomodan; es agradecer lo que recibo y tengo; es dar porque el otro necesita y no porque yo quiero “ser” generoso…, en fin, elegir amar es convertir la nada en un encuentro con el otro.

Elegir amar es elegir libertad, porque no puedo amar sino no soy libre al elegir. Elegir amar es un acto de fe y confianza, pues sólo podré amar si me dejo amar, si dejo que el otro, con su ser, me transforme, así como yo lo transformo a él cuando elijo amarlo.

Elegir Amar, no es fácil. Es una decisión de tanta libertad y apertura al otro, que mueve nuestras emociones más básicas. Sólo somos imagen de Dios nuestro Creador, cuando elegimos amar, cuando dejamos que el Amor transforme nuestra nada en el Todo de la Creación.

Parafraseando a Silvio Rodriguez: “Sólo el amor alumbra lo que perdura, engendra la maravilla, convierte en milagro el barro y consigue encender lo muerto”.

Fernando Ianchina
Abogado
Equipo CTP Argentina-Uruguay

Ver más

{{comment.user.fullName}} {{comment.comment | ellipsis: maxCommentLength - comment.user.fullName.length: news.hideEllipsis}} ... Ver más