En las periferias del mundo actual, en un pequeño país, de un gran corazón disponible en una misión de compasión por el mundo en la región de Centroamérica, llegó por primera vez el MEJ. Éste se convirtió en un lugar de encuentro y porqué no; un lugar donde la levadura debía fermentar la masa para

Amar a Dios en todas las cosas, y todas las cosas en ÉL (San Ignacio de Loyola) Para hablarles de mi experiencia de oración quiero partir de expresiones que escucho a las personas decir: “me voy a la capilla para hacer la oración y encontrarme con Dios”. También se dice: “me voy ante el Santísimo

“Él miró la pequeñez de su servidora” Dios inicia una historia de amor con nosotros. Pero esta historia perdió su norte a causa del pecado, que trajo como consecuencia el miedo y la huida lejos del Creador: “Tuve miedo y me escondí” (Gen 3).  Frente a Dios, todos somos hijos pródigos que huimos de la