Y pasando de allí, Jesús vio a otros dos hermanos, Jacobo (Santiago), hijo de Zebedeo, y Juan su hermano, en la barca con su padre Zebedeo, remendando sus redes, y los llamó. Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, lo siguieron (Mt 4, 20-22). Jesús no realizó su misión solo. Cristo,

A veces rezar, hacer oración puede ser una tarea ardua. ¡Y cierto que muchas veces lo es! Sin embargo, los que han pasado antes que nosotros nos han dejado algunas ayudas que a ellos le han facilitado el camino y que podrían también a nosotros ayudarnos en nuestra oración. Nos enseña San Ignacio de Loyola

Desde la antigüedad se sostiene que una comunidad no podrá sostener la paz y la armonía si se resiente la justicia. No importa cuánto tiempo dediquemos a formarnos en el diálogo para la paz, o cuánto fomentemos la construcción de puentes en lugar de muros, si una comunidad no arbitra los mecanismos para “hacer justicia”