enero 1, 2021
32755 han rezado

Para que el Señor nos dé la gracia de vivir en plena fraternidad con hermanos y hermanas de otras religiones, orando los unos por los otros, abiertos a todos.

Oración

Dios, nuestro Padre,
que amas a cada uno de tus hijos
y no cesas de cuidarlos y buscar su bien,
ayúdame a ser la imagen y el ejemplo de este amor tuyo.
Que en cada persona encuentre un hermano
y pueda amarlo con verdad,
darle la bienvenida en su diferencia,
respetarlo en su dignidad,
independientemente de su origen y fe.
Ruego que en el corazón de todos tus hijos,
se cultive la semilla de la fraternidad,
para construir tu reino juntos en esta tierra.
Padrenuestro…

Oración de ofrecimiento
Padre Bueno, sé que estás conmigo.
Aquí estoy en este nuevo día.
Pon una vez más mi corazón junto con el Corazón de tu Hijo Jesús,
que se entrega a mí y que viene a mí en la Eucaristía,
que tu Espíritu Santo me haga su amigo y su apóstol,
disponible a su misión de compasión.
Pongo en tus manos mis alegrías y esperanzas,
mis trabajos y sufrimientos,
todo lo que soy y tengo,
en comunión con mis hermanos y hermanas de esta Red Mundial de Oración.
Con María, te ofrezco mi jornada por la misión de la Iglesia
y por las intenciones de oración del Papa y de mi Obispo para este mes. Amén.

Actitudes

  • Acogiendo con gusto, junto al Papa Francisco, la llamada a la fraternidad: “Para avanzar hacia la amistad social y la fraternidad universal, debemos hacer un reconocimiento básico y esencial: darse cuenta de lo que vale un ser humano, lo que vale una persona, siempre y en cualquier circunstancia”. (Fratelli Tutti, 106).
  • Construir puentes dentro de la familia, en tus propios entornos, siempre promoviendo razones para la unidad y luchando contra la división. “Cada uno de nosotros está llamado a ser un artesano de la paz, uniendo y sin dividir, extinguiendo el odio en lugar de preservarlo, abriendo caminos de diálogo en lugar de erigir nuevos muros” (Fratelli Tutti, 284).
  • Acoger la diversidad, dar gracias por las personas diferentes de mí, que pertenecen a otras religiones, mirarlas como hermanos, ser generosos en gestos y actitudes de simpatía y aceptación. “¡Cómo es necesario que nuestra familia humana aprenda a vivir juntos en armonía y paz, sin la necesidad de ser todos iguales!” (Fratelli Tutti, 100).
  • Orar por la fraternidad humana, por los que sufren porque son anulados en su dignidad, para que sean vistos como hermanos y hermanas y no como amenazas. “Jesús nos dijo: “Todos ustedes son hermanos” (Mt 23, 8).
  • Cultivar la apertura, promover momentos de encuentro y convivencia con grupos religiosos diferentes a los míos, físicamente o a través de medios digitales. “Los creyentes necesitan encontrar espacios para dialogar y trabajar juntos por el bien común y la promoción de los más pobres” (Fratelli Tutti 282).
VikiEnero 2021