Reza cada día

Junio 26 2019

Junio 26 mañana

4112 han rezado

Con Jesús por la mañana

Dar fruto. Al comenzar el día, reconoce la presencia siempre amorosa del Espíritu de Cristo que te habita. Toma conciencia de lo que Dios te pide en concreto para este día: ¿pedirle perdón a un amigo? ¿Ayudar a un migrante abandonado? ¿Prestar un servicio particular en tu parroquia? “Por sus frutos los reconocerán” (Mt 7, 15-20). Llénate de Dios cada día para que reboces de ternura a tu alrededor. No olvides ofrecer el día por la intención del Papa Francisco para este mes. Padrenuestro.

Junio 26 mañana

Junio 26 durante el día

2375 han rezado

Con Jesús durante el día

La amistad. Puedes estar sintiendo el peso del trabajo de la mañana. Necesitas un nuevo impulso para continuar. Cuando estas cerca de personas de confianza, de seres por los que darías la vida, el día a día se hace más llevadero. “La amistad es de los regalos más grandes que una persona, que un joven, puede tener y puede ofrecer” (Papa Francisco). Cultiva la amistad, haz una llamada a tu mejor amiga (o) y hazle sentir que le importas y que cuidas de él (ella). Encomienda el resto del día a nuestro Padre Misericordioso.

Junio 26 durante el día

Junio 26 noche

2387 han rezado

Con Jesús por la noche

Agradecer los encuentros. Hazte presente a ti mismo y disponte a recoger el día. ¿Con quiénes has caminado hoy? ¿Has podido ayudar a quienes necesitaron de ti? Registra los nombres de aquellas personas por las que deseas agradecer. ¿Qué han dejado en tu día? ¿Qué sentimiento despiertan en ti? Anota una palabra o frase corta con la que bautices los encuentros de hoy. Disponte a iniciar un nuevo día. Ave María.

Junio 26 noche